Evolución del Arduino

El Arduino se puede considerar como una herramienta para realizar prototipos del marco electrónico. Este posee un código libre o abierto, mejor conocido como open source, en inglés, y que está hecho con hardware y software totalmente sencillos para su uso.

Esta es una plataforma inventada en el año 2005 por el ex estudiante del IVRAE, llamado MassimoBanzi, de origen italiano. Esta persona quiso crear al Arduino como herramienta para ayudar a los propios estudiantes del instituto ya mencionado.

Esto se debe a que la calidad de aprendizaje no se podía elevar debido a los altos precios de los instrumentos o elementos utilizados en la computación y la Ingeniería Electrónica, no se podían utilizar para las horas de práctica.

Pero lo que el señor Banzi no se imaginaba es que su creación, principalmente pensada para apoyar en la educación del instituto donde él estudiaba, años más tarde, se iba a convertir en la principal tecnología de “Do ItYourself” (Hazlo tú mismo, por su traducción).

Evolución del Arduino

Massimo invento un “monstruo” en las plataformas de programación computarizada, cuando solo quería apoyar al instituto que lo vería graduarse años más tarde, a no quedar en la banca rota, evitando que compraran los artefactos costosos que antes usaban.

Con el Arduino, Banzi no solo evitó la quiebra del IVRAE, sino que también incrementó, y con creces, el capital y presupuesto que poseía el instituto en un lapso no mayor a un año, con la venta de las placas de este material de computación.

La primera placa de Arduino que se creó en el mundo, considerada como el primer prototipo de MassimoBanzi, fue fabricada dentro de las instalaciones del instituto anteriormente mencionado, el IVRAE.

Básicamente este prototipo consiste de una primitiva placa contenedora de algunos circuitos eléctricos, en los cuales se encuentran unidos el micro condensador con las resistencias.

Esta primera versión del Arduino solo podía ser utilizado en pequeños sensores, como por ejemplo las luces LED, ya que su estructura aún no contaba con ningún lenguaje de programación instalado para controlarla.

Al pasar algunos años, al equipo fundador del Arduino se integraría Hernando Barragán, el cual era alumno de Ingeniería Electrónica en la Universidad de Colombia.

Este joven estaba en la etapa cumbre de la realización de su tesis de grado en el momento que se enteró del proyecto que estaba llevando a cabo Massimo, por lo que se puso en contacto con él para brindarle su apoyo y seguir desarrollado esa increíble idea.

Hernando se encargaría de crear un entorno aceptable para la óptima programación de la placa de Arduino.

Evolución del Arduino

Al proyecto luego se uniría otro estudiante, llamado Wiring quien, acompañado de su socio, David Mellis. Estos dos estudiantes del IVRAE serían los responsables de mejorar la estructura del software, para que fuera más flexible y fácil de usar.

El inicio en la distribución de las placas de Arduino comenzó siendo gratuita en las universidades e institutos de educación superior, con el fin de promocionar su productor y darlo a conocer ante el mundo.

Esto se convirtió en un rotundo éxito, ya que llegaría a las manos de un gran publicista italiano, llamado Gianluca Martino, quien se uniría al equipo de Banzi para ser el principal responsable de dar a conocer el producto por medios masivos.

Luego que el mundo ya estaba enterado de lo productivo y especial que sería tener placas de Arduino, se asociaron con un amigo de Massimo, quien se encargaría de la fabricación en grandes cantidades de estas placas.

Por último, el producto comenzó a venderse en la mayoría de los países del mundo, alcanzando el estatus de máximo referente en tecnología DIY, como se dijo al principio de la entrada.

 

Evolución del Arduino

El Arduino se puede considerar como una herramienta para realizar prototipos del marco electrónico. Este posee un código libre o abierto, mejor conocido como open source, en inglés, y que está hecho con hardware y software totalmente sencillos para su uso.

Esta es una plataforma inventada en el año 2005 por el ex estudiante del IVRAE, llamado MassimoBanzi, de origen italiano. Esta persona quiso crear al Arduino como herramienta para ayudar a los propios estudiantes del instituto ya mencionado.

Esto se debe a que la calidad de aprendizaje no se podía elevar debido a los altos precios de los instrumentos o elementos utilizados en la computación y la Ingeniería Electrónica, no se podían utilizar para las horas de práctica.

Pero lo que el señor Banzi no se imaginaba es que su creación, principalmente pensada para apoyar en la educación del instituto donde él estudiaba, años más tarde, se iba a convertir en la principal tecnología de “Do ItYourself” (Hazlo tú mismo, por su traducción).

Massimo invento un “monstruo” en las plataformas de programación computarizada, cuando solo quería apoyar al instituto que lo vería graduarse años más tarde, a no quedar en la banca rota, evitando que compraran los artefactos costosos que antes usaban.

Con el Arduino, Banzi no solo evitó la quiebra del IVRAE, sino que también incrementó, y con creces, el capital y presupuesto que poseía el instituto en un lapso no mayor a un año, con la venta de las placas de este material de computación.

La primera placa de Arduino que se creó en el mundo, considerada como el primer prototipo de MassimoBanzi, fue fabricada dentro de las instalaciones del instituto anteriormente mencionado, el IVRAE.

Básicamente este prototipo consiste de una primitiva placa contenedora de algunos circuitos eléctricos, en los cuales se encuentran unidos el micro condensador con las resistencias.

Esta primera versión del Arduino solo podía ser utilizado en pequeños sensores, como por ejemplo las luces LED, ya que su estructura aún no contaba con ningún lenguaje de programación instalado para controlarla.

Al pasar algunos años, al equipo fundador del Arduino se integraría Hernando Barragán, el cual era alumno de Ingeniería Electrónica en la Universidad de Colombia.

Este joven estaba en la etapa cumbre de la realización de su tesis de grado en el momento que se enteró del proyecto que estaba llevando a cabo Massimo, por lo que se puso en contacto con él para brindarle su apoyo y seguir desarrollado esa increíble idea.

Hernando se encargaría de crear un entorno aceptable para la óptima programación de la placa de Arduino.

Al proyecto luego se uniría otro estudiante, llamado Wiring quien, acompañado de su socio, David Mellis. Estos dos estudiantes del IVRAE serían los responsables de mejorar la estructura del software, para que fuera más flexible y fácil de usar.

El inicio en la distribución de las placas de Arduino comenzó siendo gratuita en las universidades e institutos de educación superior, con el fin de promocionar su productor y darlo a conocer ante el mundo.

Esto se convirtió en un rotundo éxito, ya que llegaría a las manos de un gran publicista italiano, llamado Gianluca Martino, quien se uniría al equipo de Banzi para ser el principal responsable de dar a conocer el producto por medios masivos.

Luego que el mundo ya estaba enterado de lo productivo y especial que sería tener placas de Arduino, se asociaron con un amigo de Massimo, quien se encargaría de la fabricación en grandes cantidades de estas placas.

Por último, el producto comenzó a venderse en la mayoría de los países del mundo, alcanzando el estatus de máximo referente en tecnología DIY, como se dijo al principio de la entrada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + diecisiete =